martes, septiembre 13, 2005

...

Dos semanas, no se si podré soportar otra,
Dos semanas y no recuerdo tu imagen.
¿Sabes hasta cuando aguantaré?
Ya no se si el aire realmente llena todos los vacíos de mi cuerpo,
Ya no se si mi alma pueda seguir expandiéndose si no es capaz de sentir la apariencia de la tuya
¿Dónde andas ángel mío?
Vuelve a mi vista
que ya no hay sueños que realmente signifiquen para mi,
si en un segundo tu imagen no gobierna.
¿Qué esperas?
Ya no puedo marchitar
¿Qué esperas?
Mi deseo se arrastra,
mi orgullo también,
y en la soledad de ti,
sólo tu imagen puede devolverme el soplo vital.

1 comentario:

gil-galad dijo...

ahora sigan el rezo conmigo:
angel de mi guarda,mi dulce compañia, nome desampares ni de noche ni de dia......