miércoles, diciembre 13, 2006

En los vacíos de la existencia abunda esa pequeña cuestión que a veces necesito para poder ver tan claro como a veces quiero hacerlo, pero en el fondo me resisto.
En esos pequeños vacíos de la existencia están también la raíz de la desilusión y el desengaño.
Añoro ser menos detallista y no analizar tanto lo que me hace dar cuenta de la realidad que me rodea.
Vuela 2006, que el próximo año pego 2 veces.
Arriba yo de 4 años, no era un niño Johnson, pero era una deuda que tenía con lo de publicar una foto del Baúl.

3 comentarios:

gil-galad dijo...

Diantre! Que Niño para ser maluco, mejor siguela teniendo guardada en tu baúl

Tuor dijo...

jajajaja, si como no come flores, te reto a que publiques tu foto del pequeño eslabón perdido.

Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO dijo...

lindo!!!
una mirada llena de sueños por cumplir y ambiciones... parecías juicioso!!
No es feita, No!!
Gracias por compartirla!