viernes, enero 26, 2007

El Vagabundo y su Llanto Subterraneo

“Guardo toneladas de poesía explosiva junto a mi cama

y una pistola cargada de miedo bajo mi almohada

Guardo palabras del infierno y del cielo

risas prohibidas y gritos tan fuertes que parecen silencios

que hacen heridas, que hacen heridas”

Hablar de las letras de Robi Draco Rosa es hablar de un lenguaje lleno de símbolos, de metáforas que son capaces de decir más de lo que intenta la letra. Por lo oscuro de su composición y el estilo en el que están escritas fue nombrado el Poeta Maldito del Rock, haciendo gala a la corriente de Poesía Maldita que tomó auge en Francia con los poetas Arthur Rimbaud y Paul Verlaine; el mismo estilo que caracterizó muchas de las poesías de la época oscura del también poeta Raúl Gómez Jattin.

El Album ‘Vagabundo’ del año 1996 explora todo el interior del artista en un época en que estuvo sumido en excesos, los cuales logró superar años más adelantes.

Es apreciar un trabajo que refleja ese tipo de cosas que se hacen desde los temores, deseos y las rabias internas, sumiéndose en la melancolía saturada de dolor y de sueños oscuros, un álbum que puede llegar a ser completamente depresivo, pero cargado de verdadera poesía.

“Es un mal sueño largo, una tonta película de espanto,

un túnel que no acaba lleno de piedras y de charcos.

¡Qué tiempo éste, maldito, que revuelve las horas y los años,

el sueño y la conciencia, del ojo abierto y el morir despacio, el morir despacio!”

Su primer álbum en español, ‘Frío’ (1994) trae canciones más relajadas musicalmente y sin tanta carga emotiva como lo haría ‘Vagabundo’, con algunas excepciones como ‘Y qué me importa’, ‘Cruzando Puertas’ y ‘Tu Tren se va’, esta última con un mensaje bastante desesperado, de entrega al olvido.

En 1996 lanza dos discos, ‘Songbirdsandroosters’ y ‘Vagabundo’, el primero una versión en ingles de sus canciones en español, y el segundo contenía un onda explosiva de melancolía y desahucio mostrando al Vagabundo y su Llanto Subterráneo.

Ya en 2001 Draco lanza al mercado ‘Libertad del Alma’, un álbum de recopilaciones en el que nos presenta algunas versiones acústicas, y tres canciones nuevas ‘Conmmited #4’, ‘Solitary Man’ y ‘Cómo me Acuerdo’, son canciones que liberan ese amor triste y se atreve a mostrarse más tranquilas, ensoñadoras, pero manteniendo el lenguaje. Este es un Album con canciones en Ingles y Español, al igual que el lanzado en el 2004, ‘Mad Love’ un trabajo dirigido a todo tipo de público y no a ese público underground que solían escucharlo.

Mad Love es un trabajo más comercial, pero que quienes lo escuchen detenidamente se darán cuenta que el estilo, esta vez romántico y tranquilo, sigue manteniéndose en él; retoma en esta producción los tres inéditos del álbum anterior con nuevos arreglos.

Este Disco muestra un Robi más tranquilo dedicado a su familia, a su trabajo, y que es capaz de incursionar en otros estilos musicales sin peder el sello ya creado por el mismo y su pasión de absorber el mundo.

“Me abandono a las olas, me escupen del mar.

Han pasado los años, nadie sabe en dónde estás.

Las calles desiertas por las noches

y tu cara se dibuja en mi memoria

los árboles se abrazan, como bosques de esqueletos

en la lluvia, y mi sueño naufragó.

Qué lejos tú, qué lejos yo

llueven lágrimas de menta y me emborracho de amargura

olvidando a Penélope.”

En su página en Internet Phamtonvox, Draco comparte sus nuevas canciones, las cuales se pueden descargar gratis, además de versiones acústicos de otros éxitos suyos.

6 comentarios:

yoymimismo dijo...

habrá que escucharlo....gracias por tu visita...

Abrazos,

Paulo Sempre dijo...

gracias pelo post. Mucho belo
Abrazos
Paulo

PORTUGAL

GREASE dijo...

pues siempre ahi algo que nos hace suspirar.


buena esa y si era el del vivero.



grease

Astrolabio-jsa dijo...

Vamos conociendo más cosas gracias a tu buena onda, Tuor. Saludo.

Alex E. R. dijo...

El Rey Arturo dice:

Que...

Esta bien el post.


The King Arthur.

yoymimismo dijo...

Gracias de nuevo por tu visita a mi blog, siempre serás bienvenido,

Isaac